martes, 10 de enero de 2017

LA LOCA DE ISLA CERRITO



     ESTE RELATO ES REAL. Creyentes o no creyentes, lean hasta el final este relato y sabrán de fuerzas poderosas ocultas en el cerebro de cada ser humano.
Fue en el año 1978 en la capital de mi provincia, Corrientes. Allí viví un año antes de exiliarme y luego volver al país para radicarme definitivamente en Bs,As. Conocí una dama paraguaya de unos cincuenta años, viuda, sola, abandonada por los hijos que crió y una enorme dignidad. Trabajaba en Corrientes y los fines de semana viajaba, en canoa, hasta Isla Cerrito, donde tenía su casa. No se por qué estaba convencida de que yo tenía poderes sobrenaturales. Como yo conocía las costumbres populares paraguayas por haber vivido en ese país algunos años, atribuí sus dichos a una suerte de pensamiento mágico y me reía. Ella decía que yo mismo ignoraba esas fuerzas y que sin darme cuenta le había ayudado con sólo tomarle la mano una vez. Un día me busca y de manera vehenebte me pide que ayude a una joven de Isla Cerrito a quién creían loca o endemoniada. Yo le dije que deberían hacerle atender con un psiquiatra. Me respondió que sus familiares se habían endeudado buscando sanidad para la joven, sin resultado alguno. Me rogó que fuera a verla. Mi respuesta fue negativa, incluso le dije que no era creyente y era ridículo que para curarla invocara un dios que no estaba en mí. Lloró e imploró que le acompañara un fin de semana. Decidí ir. Cruzamos el Paraná rumbo a Isla Cerrito, un lugar retraído en el tiempo en donde se festejaba una festividad patria, paraguaya. Caminamos algunos pocos kilómetros por un terraplén y llegamos a una chacra, Allí nos esperaba una señora con dos de sus hijas tomando tereré. Me invitaron a sentarme a lo que me negué, diciéndole que quería ver a su hija supuestamente enferma. Me señaló una puerta de su rancho largo, como los ranchos de adobe y techo de paja, como aquel en que me crié. Sentada en su humilde cama estaba ella, la loca de Isla Cerrito. Era una muchacha hermosa, trigueña, de larga cabellera melancólica, los ojos perdidos en el suelo y sus manos en oración entre sus rodillas. Vestía un camisón blanco y estaba descalza, señal de que la habían sacado de la cama y preparado por mi llegada. Mi amiga me había advertido que la joven había perdido el habla, estaba paralítica, no quería alimentarse y se habían resignado a verla morir lentamente. Me senté a su lado. Le dije que venía de lejos porque supe de élla y quería decirle pocas cosas y quería que me escuche. Tomé una de sus manos y le pedí que me mirara a los ojos, Lo hizo, LE DIJE QUE NO ESTABA  LOCA NI ENDEMONIADA NI ENFERMA. QUE SÓLO ESTABA PROFUNDAMENTE TRISTE PORQUE SUS SUEÑOS NO SE HABÍAN CUMPLIDO. De sus ojos enormes comenzaron a caer lágrimas. Agregué que venía a decirle que sus sueños ahora se cumplirían, pero eso quería decirlo ante su madre. Pregunté su nombre y me respondió con naturalidad ALICIA. Le invité a que me acompañara a hablar con su madre, Se puso de pie y saló al patio, caminando con absoluta naturalidad. Su madre y sus hermanas se pusieron a llorar porque creían estar ante un milagro. A su madre le dije cosas que hizo que me viera como un sanador loco. Dije que su esposo estaba trabajando en Cristo Rey y vendría en una semana y luego volvería a marcharse, que vendría luego de quince días al recibir noticias de que Alicia iba comprometerse. Cuando dije que en pocos días un  joven vendría a pedirla en matrimonio, la mujer la miraba como si Alicia regresaba de otro mundo. Alicia sonreía con una bondad de campesina, segura de que yo decía una verdad indiscutible. como quien despierta de una pesadilla. Le recomendé que tuvieran la casa limpia y en orden como yo la hallé y que Alicia debía levantarse temprano y sentarse bajo ese paraíso y tomar sol en la huerta de la casa. Les prometí que volvería dentro de un mes y aseguré que entonces Alicia ya no estaría allí. Me querían pagar de algún modo y yo le dije que no fui por dinero. Antes de un mes mi amiga paraguaya me buscó y casi enloquecida de asombro me gritó :  TODO LO QUE DIJISTE SE CUMPLIÓ.  Fui al mes de mi primer visita. La madre de Alicia me miraba como a Cristo y la gente al verme pasar se apartaba en un silencio reverente. Otra vez la madre de Alicia quizo que aceptara algún pago. Yo re respondí que Alicia NUNCA ESTUVO ENFERMA Y QUE YO SÓLO DIJE LO QUE ME DICTARON SUS  OJOS.  Mi amiga intentó convencerme de dedicarme a curar personas yno pudo comprender que yo jamás podría sanar a una persona enferma. 

jueves, 6 de marzo de 2014

Esto de vivir

Esto de vivir tiene sus trueques..
soles en soledad
lunas del albedrío

como soñar las aspas del deseo
cuando su rueda es irredenta...

Mis manos


Mis manos desperdigan distancias
ocultas.
Se lo que dicen en el arco de adios que las divide
entre un dios sin edad y una mujer sin nombre.
Mis manos se arrodillan en mí.

sábado, 1 de febrero de 2014

AHORA MÉXICO IV.- HIPÓTESIS PARA IMAGINARIAS

Propongo un ejercicio de hipótesis-ficción. Llamemos  a México Mex  y a su régimen  Pequeño Hermano. El lugar es un territorio con escarceos de una inminente guerra civil.  Los medio de difusión y propaganda  afines al régimen,  los reportes de sublevados en armas y los  de  procedencia apócrifa, confunden al común de la gente.  Para la gran mayoría son los reportes de los rebeldes los que les inspiran confianza, mientras que los elaborados  por el Poder  desalientan por lo tendencioso y subjetivo. Las noticias de origen apócrifa proceden de agentes interesados en medrar en guas revueltas.
   La situación parece estancada en una no disimulada toma de posición ante  un aluvión de sucesos que superan los peores vaticinios. La violencia se ha hecho carnadura de la nación. No hay un lugar donde no haya desplazamientos hostiles   Así las cosas este  Cronista  cree oportuno hacer su análisis a partir de seis hipótesis extremas en el terreno de los hechos, una vez superada largamente la posibilidad de trabajar sobre HIPOTESIS DE CONFLICTO.  Se trata de una búsqueda racional de echar luz sobre la incertidumbre reinante en el  Reino de Mex.
   El poder del Pequeño Hermano se bambolea, pero gracias a su  investidura de reyezuelo tardío, sus esbirros corruptos y un ejército de mercenarios, persuade a los suyos y a la opón pública  internacional de la buena salud de su reino.

   PRIMERA HIPÓTESIS.-  Tienen razón quienes ven con buenos ojos el que  el Pequeño Hermano  legalizara a los rebeldes, les diera armas y logística  adecuada a fi de combatir al crimen organizado, a cambio de institucionalizarlos  y someterlos a la verticalidad de sus Fuerzas  Armadas. Estos apologistas del acuerdo pírrico de los rebeldes con el régimen arguyen  que se trata de un mal menor a la medida en que la unidad  de base es intangible y supera cualquier forma  de acuerdo posterior a su formulación de objetivos.

   SEGUNDA HIPÓTESIS.-  Quienes desconfían de este acuerdo lo hacen en virtud de la difusión de pruebas que involucran al régimen como parte del problema, considerándolo  responsable de lo que dan en llamar narcoestado. Es absurdo a su parecer aceptar legalidad de un régimen  ilegítimo desde  sus  inicios, teniendo a su favor una constitución que legitima su autodefensa y los inmuniza para futuras represalias de índole jurídica.
   Esta doble rebelión, esto es, alzarse en armas y desconocer cualquier acuerdo que limite  o liquide su autonomía, conduce a la vez a dos alternativas que incluso pueden ser más…SEGUIR CON SU OBJETIVO ORIGINAL, avanzar sobre el crimen organizado, aceptar, en algunos casos, trabajar con las fuerzas del régimen sin comprometer su integridad, aprovechar cuanta logística se le pueda brindar…Todo esto en u marco de buena convivencia con quienes firmaron acuerdos con el régimen.

   TERCER HIPÓTESIS.- El Pequeño Hermano pretende utilizar como mano de obra barata a los rebeldes con el propósito de  extirpar  de raíz a díscolos del crimen organizado que no le son afines, y que montados en su poder de fuego se han apropiado de territorio suyo. El objetivo  apunta, primero al exterminio del enemigo común, luego  a la profundización de la estrategia de asimilación, desgaste y desmovilización de los rebeldes, incluso penalizándolos. Esto se llama matar dos pájaros de un tiro y no es casualidad  que voces de ex miembros de los poderes del Estado revelen estas maniobras del Ejecutivo.
    El eventual éxito de esta estratagema llenaría de beneplácito a la tilinguería internacional, adicta a  las frivolidades y a la falsa piedad de los domingos, a la medida de que gracias a los medios el régimen  del Pequeño Hermano ha restaurado el Orden y el Estado de Derecho.

   Ante esta  conjetura –no olviden que esto es una hipótesis-ficción-  los rebeldes pasan a una segunda face, a partir de la convicción de que no se extirpará el crimen organizado sin un cambio de régimen,  lo que a la vez involucra nuevas metodologías, como movilización generalizada  en los centros urbanos, no pago de impuestos, cierre de frontera, huelga por tiempo indeterminado, etc.

   CUARTA HIPÓTESIS.-  Las tres primeras hipótesis son temerarias de modo que los sublevados honrando la unidad aceptan que cada región  decida por sí aceptar o no alguna forma de acuerdo táctico con el  régimen, a condición de no poner en peligro el objetivo común, no confrontar bajo ningún concepto con  grupos o manos nacidos bajo su égida o en formación,  unificar criterios con mandos populares a la espera de que las circunstancias definan nuevas estrategias. 

QUINTA HPÓTESIS.- La  seguridad de que el Pequeño Hermano da pasos acelerados  con el  objeto  de desprestigiar a  los sublevados, demonizándolos, incriminándolos en delitos  de toda índole,preparando el terreno jurídico para su desarme, persecución y encarcelamiento, da lugar a que se rompan los acuerdos firmados y continúen  su táctica de liberar  poblaciones cd toda forma de crimen organizado por igual a éstos como a las fuerzas del régimen. Ante este  nuevo giro debe resolver un dilema inesperado. Con dos frentes de batalla abierto, sublevados y narcodíscolos, más una sociedad hastiada de tanta violencia  que sale a la calle a pedir elecciones  anticipadas,  no tiene otra carta a jugar que obedecer a los  últimos con la esperanza de ser parte del nuevo gobierno. Así as cosas , asume el poder un nuevo gobierno bajo  el  juramento  de tomar como Ejército de la Nación a las fuerzas rebeldes, terminar con el crimen organizado y formar una comisión nacional de juicio y castigo de los crímenes llevados a cabo por el  narcoestado.

   SEXTA HIPÓTESIS.-  Los hechos por sí mismos hacen añicos  las cinco hipótesis precedentes. La realidad  es de un desborde  generalizado e incontenible ante la ineptitud y traición del gobierno. Ante la inminente  guerra  civil y los frustrados intentos del régimen de aplastar el levantamiento popular, cae el gobierno. El ejercito  dividido  entre  constitucionalistas y golpistas se llama a encuartelamiento en estado de alerta,  pero se niega  a reprimir a sabiendas que ese hecho los expone  a  ser juzgados por crímenes de lesa humanidad.  Un intento de gobierno de transición gatopardista tiene vida efímera. Sectores del ejército han desertado y se han unido a los rebeldes quienes finalmente toman el poder,,,                                                                                                                            

                                            .   .   .
   Bien, hipótesis o conjetura, lo expuesto sirve para tratar de entender una realidad que nos supera y aturde. Los protagonistas son  reales. Donde quiera  que se mire el país azteca está en estado beligerante.  Los informes que se me hacen llegar dicen que  no hay lugar en México que no escape de la violencia, Cuando la vida propia no vale nada, la del otro vale menos.
La mesa está servida, de buenas intenciones y cadáveres.. Ante esta evidencia, cave preguntar  cual es la  salida mesurada, objetiva y duradera ¿
   A menos que se llame a una CONSTITUYENTE  con un gobierno provisional de personalidades éticas  no veo salida inmediata a la crisis, y, a pesar de pesares , cualquiera de las hipótesis planteadas  con el correr de las horas puede convertirse en información  de último momento.

   En mi próxima nota trataré de avanzar sobre algunos puntos oscuros  de lo expuesto, a menos que los hechos  orienten otras reflexiones.

                                                                         Nahuél Ceró

jueves, 8 de agosto de 2013

LAGUNA BOSCO

- Madre, la laguna se ha llenado de máquinas locas...ronronean y se comen las chircas...                               
- Otra vez con fiebre, che memby...                                    
-No, mamá... hay unos señores dando órdenes a las máquinas... parece que se van a llevar la laguna...         
-Ay, mi niñito...Son las ranas, los caracoles, son ellos  los que festejan esta inundación.... 
Y ahora, con tantas lluvias la casa se nos va a ir con la corriente...                                                                                     
- No, mamá... la radio está diciendo que van a hacer de la laguna un lugar lindo, un parque de paseo y que ya no nos vamos a inundar...                                                   
-Ñandeyara te oiga che memby...                                                                                                                 
Eso está pasando ahora, mamá...                                                                                                                
-Estás soñando, hijito...
Esta laguna es nuestra fatalidad...
Aquí nomas nos vamos a morir con el agua hasta el cuello.                                                                                                                                                         
-No, no...están diciendo en la radio que la laguna ya no va a ser nuestra enemiga... 
esos ruidos son las topadoras...                                                                                        
- Y qué voy a ver, mi niñito...
en los sueños no se puede ver lo que estás mirando y yo hace mucho tiempo   
hace que me fui de la esperanza, de la vida, de la laguna...                                                                           
-No es un sueño, mamá...                                                                                                                             
-Eso pudo haber sucedido hace mucho tiempo, en un sueño que no es el mismo... 
allá en tu futuro puede estar sucediendo... a mi se me hizo tarde para ver esas cosas...                                                                     
- Y ahora que amanece mamá... 
no alcanzas a ver lo que yo veo... acaso...                                                   
- Yo veo lo que vez, ahora que veo con tus ojos... 
Y ese susurro.. debe ser de nuevas lluvias.                       
- Es el viento de setiembre y el aleteo de las golondrinas...